¿Puedes Declarar Bancarrota Para Los Deudas Del IRS? Explora Las Opciones De Solución De Deudas.

¿Te encuentras endeudado con el IRS? Si estás en esa situación, no eres la única. Muchas personas tienen dificultades para pagar sus impuestos debido a los ingresos limitados o a una situación económica difícil. A veces, la cantidad acumulada de deuda puede ser demasiado para manejar. La buena noticia es que hay opciones disponibles para tratar de reducir la deuda. Estas incluyen liquidar la deuda y el Capítulo 7 de la Ley de Quiebras Bancarias. Para ayudarlo a comprender sus opciones, exploremos más sobre cómo declarar bancarrota para las deudas del IRS.

Declarar bancarrota para los impuestos puede ser complicado y requiere un abogado cualificado. Ni el Capítulo 7 ni el Capítulo 13 de la Ley de Quiebras Bancarias pueden ayudarlo a evitar el pago de los impuestos que deba. En cambio, se pueden utilizar para reducir su deuda total:

    • Con el Capítulo 7, algunas de las deudas son perdonadas completamente, como los préstamos estudiantiles y la mayoría de los pagos atrasados. Sin embargo, los impuestos no están protegidos por la quiebra.
    • Si elige el Capítulo 13, puede reorganizar su deuda a lo largo de un período de 3 a 5 años. Esta opción le permite consolidar el pago de impuestos y obtener mayores tasas de interés. Sin embargo, el hecho de presentar una solicitud no asegura la reducción de su deuda.

Antes de decidir declarar bancarrota para sus deudas de impuestos, es importante evaluar todas sus opciones. El gobierno federal ofrece una variedad de programas que pueden ayudarlo a controlar mejor su situación financiera. Estos incluyen ayuda para impuestos atrasados, una extensión de pago o un acuerdo de reembolso. Si bien estas opciones pueden no reducir la cantidad que adeuda al IRS, le permiten pagar la deuda sin preocuparse por los intereses y los costos financieros.

Además, hay instituciones financieras que ofrecen préstamos para el impuesto de la renta. Estos préstamos generalmente tienen intereses más bajos que una tarjeta de crédito y le permiten pagar la deuda aplazada sin tener que recurrir a la quiebra.

Explorar los distintos programas y productos financieros puede ayudarlo a resolver sus problemas con el IRS. A veces, todo lo que necesita es tiempo para llegar a un acuerdo con el departamento de impuestos. Eligiendo las soluciones correctas, podrá lidiar con el IRS y salir adelante.

Ahora que conoce mejor sus opciones para la solución de deudas, es el momento de empezar a tomar medidas. Si necesita ayuda o asesoramiento, no dude en buscar un abogado con experiencia en temas de quiebra. Esta información le ayudará a tomar la mejor decisión para su situación financiera.

GRAN PADRINO: ASAMBLEA DEBATE INFORME DE POSIBLE JUICIO POLÍTICO AL PRESIDENTE LASSO

¡¡No pagues tu deuda ahora!!

¿Qué es una bancarrota?

¿Qué es una bancarrota?

La bancarrota es legalmente una situación en la que un individuo o compañía no pueden cumplir con sus deudas. Una persona bajo bancarrota buscará acciones legales para negociar las deudas que le deben, sin embargo, en la mayoría de los casos esto significará aceptar una reducción significativa sobre lo que se le debe.
La bancarrota también significa la venta de bienes personales con el objetivo de cubrir parte de la deuda, siendo el resto perdonada por el acreedor o reorganizada para pago posterior. El proceso de bancarrota es iniciado por el deudor y administradopor un juez.

Existen varios tipos principales de bancarrota: Bancarrota Capítulo 7 (o liquidación) y Bancarrota Capítulo 13 (o reorganización). Estas dos son las formas principales de bancarrota personal en Estados Unidos y constituyen los siguientes:

      • Capítulo 7: este tipo de bancarrota implica la liquidación de los bienes del deudor. Una vez que se aprueba el proceso de bancarrota, el deudor se deshace de todos los bienes disponibles para pagar la deuda. El tribunal nombrará a un fiduciario para vender los activos e invertir el dinero en la reducción de la deuda.
      • Capítulo 13: en este caso, el deudor tiene la oportunidad de reprogramar o reestructurar su deuda mediante un plan de pagos aprobado por el tribunal. El deudor tendrá que cumplir con un plan de pagos a largo plazo establecido por el tribunal. El plan debe ser pagado con el ingreso actual del deudor, y selecciona los bienes al deudor sin cancelar decenas de miles de dolares de deuda.

Adicionalmente existen otras dos formas menos comunes de bancarrota; Bancarrota Capítulo 11 (reorganización empresarial) y Bancarrota Capítulo 12 (para agricultores). Estos tipos de bancarrota son utilizados con mayor frecuencia por empresas o agricultores para intentar reducir la deuda o reprogramar los pagos.

En general, la bancarrota puede ayudar a reducir la deuda de una persona, pero hay algunos efectos secundarios, a corto plazo como a largo plazo. Se consideran como efectos negativos la reducción de calificaciones de crédito, muchas de las cuales duran por más de diez años, la negación de préstamos futuros, mayores tarifas, entre otros.

¿Qué son las deudas del IRS?

Las deudas del IRS son aquellos adeudos que los contribuyentes norteamericanos tienen con el Servicio de Impuestos Internos (IRS). Estas deudas pueden provenir de un impuesto atrasado, un saldo adeudado en el último trimestre fiscal o una deuda fiscal acumulada a lo largo de varios años. El IRS puede tomar diversas medidas para intentar recuperar las deudas fiscales, como el embargo de cuentas bancarias, el embargo de bienes inmuebles y la presentación de demandas legales.
Algunos ejemplos comunes de deudas fiscales:

    • Impuestos de renta sobre el trabajo o el flujo de caja.
    • Deudas por intereses de impuestos.
    • Multas por el incumplimiento de las leyes fiscales.
    • Impuestos sobre la renta y los beneficios del seguro social.
    • Impuestos sobre la nómina y otros impuestos de la empresa.

Además de estas penalidades, el IRS también tiene el derecho de requerir el pago de intereses por los impuestos atrasados. El interés se calcula a partir de la fecha de vencimiento del impuesto y se aplica al saldo adeudado hasta que se pague. Esto significa que cuanto mayor sea el saldo adeudado al IRS, mayor será la cantidad de intereses.

Por lo general, el IRS le informará al contribuyente si existen deudas. Sin embargo, es importante comprobar este hecho revisando regularmente los records fiscales para asegurarse de que el IRS no ha olvidado informarle acerca de cualquier deuda. Cuando un contribuyente recibe una notificación de deuda de la parte del IRS deben hacer todo lo posible para recuperarse lo antes posible pagando sus deudas. Si el contribuyente no tiene suficientes fondos para pagar la deuda, el IRS ofrece una variedad de opciones de pagos flexibles para ayudarlo a resolver sus deudas de manera exitosa.

¿Cuáles son las consecuencias de la declaración de bancarrota para las deudas del IRS?

Declarar bancarrota no significa que te libres de todas las deudas con el IRS. El IRS se considera un acreedor privilegiado y la deuda que tengas con el organismo fiscal generalmente no se puede liquidar a través de un capítulo 7 o capítulo 13. Sin embargo, existen ciertos casos en los que el tribunal de quiebras podría aceptar la liquidación de una estancia pendiente del impuesto sobre la renta. A continuación, te exponemos algunas consecuencias a las cuales te puedes enfrentar al declarar bancarrota por deudas con el IRS:
Continuidad de cobro: Una vez que entres en quiebra, el IRS no tendrá que detener el proceso de cobro. La declaración de bancarrota podría evitar que el organismo fiscal te embargue activos, pero si el IRS considera que hay algunos activos no protegidos por la ley de bancarrota, éstos se podrían embargar.
Ordenes bancarias: Si tienes una orden bancaria a tu nombre o si tenías una cuenta bancaria conjunta con el IRS, es importante tomar medidas inmediatas, ya que el IRS podría colocar la cuenta bajo arresto.
Recargos y penalty: Aunque se cancele la deuda principal, el IRS todavía puede exigirle al contribuyente el pago de intereses, recargos y el penalty que haya pagado el contribuyente. Estos cargos pueden seguir sumando sin importar la situación financiera del contribuyente.
Devolución de efectivo: Si el tribunal de bancarrota ha aceptado el capítulo 13, el contribuyente deberá destinar cualquier devolución de dinero para saldar la deuda pendiente con el IRS.

¿Qué otros recursos además de la declaración de bancarrota están disponibles para resolver las deudas con el IRS?

Opciones Alternativas al Capítulo 7: Existen otros recursos diferentes al capitulo 7 que pueden ayudar a resolver las deudas con el IRS. Estos incluyen:

      • Pago a Plazos. El IRS puede permitir a alguien pagar su deuda IRS en cuotas mensuales, desde el inicio hasta la total cancelación de la deuda pendiente.
      • Reclasificación Temporal. Por medio de esta clasificación temporal se pueden elegir los pagos regulares de deudas de menor prioridad para satisfacer la deuda con el IRS. Esto significa que los pagos deben hacerse primero al IRS, y luego a otras acreedores.
      • Oferta en Compromiso (OIC). Esta opción le permite al contribuyente negociar con el IRS para liquidar sus deudas por un monto menor al de la deuda original. Sin embargo, para realizar este tipo de oferta al IRS se requiere cumplir con ciertos requisitos, tales como presentar declaraciones y pagos revisados ​​atrasados, además de comprobar la imposibilidad de satisfacer la deuda total si no se acepta la oferta.
    • Nota: Las opciones enumeradas no garantizan la eliminación de la deuda; Sólo ayudan a reducir el monto de la deuda con el IRS.

¿Cómo puede un acreedor aceptar una oferta de arreglo o un plan de pago?

En el mundo de la deuda, los acreedores, como bancos y compañías de tarjetas de crédito, pueden aceptar la oferta de un arreglo o plan de pago por parte del prestatario. Esto significa que el prestatario propondrá una cantidad menor a lo que deba originalmente y algunas modificaciones a las condiciones de la deuda, que si es aceptada por el acreedor, entonces el prestatario podrá cumplir con dichas condiciones para así pagarse de la deuda de forma más cómoda.

Los pasos a seguir para aceptar una oferta de arreglo o plan de pago son los siguientes:

1. Documento de acuerdo de deuda: El prestatario debe proporcionar un documento firmado por los dos partes en el cual se especifiquen los términos y condiciones del acuerdo, incluyendo el monto a pagar, el plazo para realizar el pago, los intereses, y otros detalles relevantes.

2. Confirmación de acuerdo: Una vez hecho el acuerdo, es importante que el acreedor confirme el mismo y que le envíe al prestatario una confirmación escrita mediante contacto directo para asegurar que todas las partes involucradas estén de acuerdo con los cambios. Esta es la mejor forma de garantizar que ambas partes quedan satisfechas con el resultado.

3. Inicio de pago: Luego de confirmado el acuerdo, el prestatario deber iniciar los pagos de conformidad con las condiciones pactadas, haciendo los pagos adecuados en tiempo y forma.

4. Seguimiento: Finalmente, el acreedor debe mantenerse atento con los pagos del prestatario y debe documentar todos los pagos que se realicen, en caso de ser necesario. Esto es especialmente importante ya que es la única forma de confirmar que la deuda ha sido saldada.

Es importante mencionar que no todos los acreedores aceptarán la oferta de un arreglo o plan de pago, pero hay algunos que sí lo harán con tal de poder saldar la deuda sin llegar a tener que proceder a una demanda judicial. En cualquier caso, antes de concretar una oferta de arreglo o plan de pago, es importante que el prestatario consulte con un experto en finanzas o se informe sobre los derechos y obligaciones de acreedores y deudores para entender mejor cómo proceder.

¿Cuáles son los pros y los contras de la negociación para la resolución de las deudas del IRS?

Pros y contras de la negociación para la resolución de las deudas del IRS

Negociar con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) puede ser una forma eficaz y rentable de resolver la deuda. Sin embargo, es necesario considerar tanto los pros como los contras de la negociación para determinar si es la mejor opción para la situación actual.

Pros:

    • El IRS ofrece una variedad de planes de acuerdos favorables.
    • Los acuerdos pueden ser negociados incluso después de haber recibido una notificación de cobro.
    • La cantidad de deuda total puede reducirse considerablemente al negociar con el IRS.
    • En muchos casos, los acuerdos a plazos permiten a los contribuyentes pagar sus deudas a una tasa de interés que de otra manera sería mucho mayor.
    • Negociar con el IRS reduce el riesgo de que se te embargue el sueldo o los bienes.

Contras:

    • Negociar con el IRS implica varias etapas burocráticas.
    • Algunos planes de acuerdos no están disponibles para todos los contribuyentes.
    • Los contribuyentes tienen que pagar los honorarios de los agentes encargados de comunicarse con el IRS.
    • Existe el riesgo de que el IRS rechace la propuesta de un contribuyente.
    • Para aprobar una solicitud, los contribuyentes tendrán que presentar ciertos documentos que requieren tiempo para obtenerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *