No te dejes «marcar la deuda» por los falsos cobradores de la tarjeta de crédito

No te dejes "marcar la deuda" por los falsos cobradores de la tarjeta de crédito

A lo largo de los años, las agencias gubernamentales y de consumidores han emitido advertencias sobre las estafas de cobro de deudas conocidas como etiquetado de deudas. En particular, se dirigen a consumidores con deudas de tarjetas de crédito o con un historial de uso de préstamos de día de pago.

A veces las deudas son reales. Sin embargo, a menudo son antiguas o inexistentes. El consumidor implicado suele tener un nombre de señor común, como Smith, Jones o Johnson. Los llamantes a veces conocen información personal, incluso su número de la Seguridad Social. Además, son incansables en la búsqueda de tu dinero.

Son intimidantes y despiadados, ya que realizan cientos de llamadas para localizar a cualquier persona que pueda estar «confundida, asustada o insegura sobre las facturas impagadas»

Aunque las estafas pueden tener su base en EE.UU., con demasiada frecuencia las dirigen redes de fraude internacionales. Y suelen perpetrarse contra personas con un crédito inferior a la media, porque es más probable que paguen para evitar problemas de crédito.

Cómo protegerte del etiquetado de deudas

¿Qué debes hacer si te acosa alguien que dice ser un cobrador de deudas? Según el Better Business Bureau (BBB):

    • Conoce tus derechos. La cárcel de deudores ya no existe. No irás a la cárcel por deudas.
    • No proporciones ni confirmes información personal a nadie por teléfono. Esto incluye la cuenta bancaria, la tarjeta de crédito u otra información personal.
    • Insiste en que la persona que llama te proporcione una prueba oficial por escrito de la deuda por correo.
    • Consigue información de contacto, incluyendo el nombre del cobrador, el nombre de la empresa, la dirección, el teléfono y el correo electrónico.

Tienes derechos. Los cobradores no pueden acosarte, oprimirte, amenazarte o abusar de ti. No pueden informar a nadie más sobre la deuda pendiente: ni a tu empleador, ni a tu familia, a nadie.

Si tienes problemas con un cobrador o sospechas de una estafa, presenta una queja a la Comisión Federal de Comercio (FTC) y al BBB. Y si tienes dificultades para pagar la deuda de tu tarjeta de crédito no garantizada, tal vez sea el momento de considerar la liquidación de la deuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *