Lecciones financieras que todos podemos aprender de las Prop. 1 y 2 de California

Lecciones financieras que todos podemos aprender de las Prop. 1 y 2 de California

En tan sólo dos años, California ha pasado de ser un estado deficiente, con un déficit de casi un tercio del tamaño de todo su presupuesto, a tener un superávit de 7.000 millones de dólares. ¿Por qué California, la mayor economía de EEUU con un PIB del tamaño del de Rusia, tiene estos problemas de volatilidad de ingresos? Y lo que es más importante, ¿qué podemos aprender de la forma en que la legislatura estatal está intentando solucionar el problema?

Californiael impuesto sobre la renta y los problemas del agua

El código fiscal de California depende en gran medida de los impuestos sobre la renta de las personas físicas para obtener ingresos, a diferencia de los impuestos sobre las ventas o los impuestos de sociedades. Cuando el mercado de valores va bien y los californianos ricos ganan mucho dinero (como en 2013 y 2014), las arcas del estado revientan. Cuando hay una recesión, se tambalea al borde de la quiebra.

Para complicar aún más la situación, California se encuentra en una grave sequía de varios años y su envejecida infraestructura hidráulica está de rodillas.

sequía

California es como una familia monoparental que vive en una casa con un pozo seco y una madre que trabaja como agente inmobiliario. Si el mercado de la vivienda está en auge, todos los días son noche de bistec y a quién le importa un pozo malo cuando puedes permitirte bañarte en agua de manantial Perrier; pero cuando la burbuja estalla, vuelven a tener cupones de comida.

Dos propuestas

La situación de California era tan grave recientemente que ocurrió lo inimaginable: Los líderes republicanos y demócratas se unieron al estilo de Corea del Norte y votaron casi por unanimidad para incluir dos propuestas financieramente responsables en la votación de 2014. Por lo menos, un ejemplo tan raro de legislación bipartidista es suficiente para hacer que el más duro de los cínicos políticos derrame una lágrima. ¿En qué consisten exactamente estas propuestas?

prop 1

La Propuesta 1 es una inversión de 7.120 millones de dólares en el suministro de agua del estado de California, que incluye el gasto de 520 millones de dólares para mejorar la calidad del agua, 1.495 millones de dólares para proyectos de protección y restauración de cuencas hidrográficas y 2.700 millones de dólares para proyectos de almacenamiento de agua.

prop1

La Propuesta 2 modifica la Constitución del Estado para poner fin a las normas actuales sobre la reserva presupuestaria del Estado y las sustituye por otras nuevas que, entre otras cosas, obligan al gobierno a pagar más rápidamente las deudas estatales existentes y cambian los requisitos sobre la cantidad mínima invertida en el fondo estatal para días de lluvia.

Ambas proposiciones se presentaron como actos legislativos en la papeleta electoral de California del 4 de noviembre de 2014, y ambas fueron aprobadas con amplios márgenes: 69% y 67% respectivamente.

Existen paralelismos evidentes entre la volatilidad de los ingresos que experimenta regularmente California y los problemas de finanzas personales a los que se enfrentan habitualmente muchos hogares hoy en día. Tanto si vives en California como si no, todos podemos aprender algunas lecciones de lo que el estado ha experimentado y de lo que está planeando hacer al respecto.

Lecciones de finanzas personales de las Propuestas 1 y 2

Aprende el arte del autocontrol

pagar en efectivo

Una de las principales razones por las que se promulgó la proposición 2 fue reducir el uso de la deuda para financiar los programas gubernamentales actuales. Es fácil gastar a manos llenas cuando tienes dinero y prescindir de él cuando estás sin blanca. O peor aún, cargar las compras frívolas en tu tarjeta de crédito y decirte que ya te preocuparás de pagar tu «pequeño capricho» en el futuro. Ahorra para las cosas que realmente quieres y págalas en efectivo.

Haz que el cumplimiento del presupuesto sea un asunto familiar

Los políticos saben lo difícil que es recortar el gasto y aumentar los impuestos para equilibrar el presupuesto, por lo que se necesita un apoyo bipartidista para resistir la caída política de aplicar políticas austeras e impopulares. Del mismo modo, se necesita un esfuerzo concertado y el apoyo de todos los miembros de la familia para ajustarse a un presupuesto. Celebra una reunión familiar. Estableced prioridades y acordad los «sacrificios» que hay que hacer para vivir dentro del presupuesto familiar.

presupuesto familiar

Ten un fondo de emergencia e invierte el resto

Las propuestas 1 y 2 están diseñadas para obligar al gobierno a ahorrar una cantidad mínima de ingresos anuales para los fondos estatales de emergencia y de suministro de agua. También reduce el tamaño de las reservas de efectivo de las escuelas y proporciona a los políticos la flexibilidad necesaria para invertir en programas vitales cuando el estado atraviesa una emergencia presupuestaria. La lección aquí es que necesitas un fondo de emergencia modesto, pero no debes dejarte llevar.

Los expertos en finanzas personales no se ponen de acuerdo sobre la cantidad de dinero que debes reservar para un fondo de emergencia. Lo suficiente para cubrir tus gastos básicos de vida durante tres o seis meses es quizá la pauta más popular. Lo que no debes hacer es tener los ahorros de toda tu vida en una cuenta que sólo produce un 0,1% de intereses. Invierte los ahorros sobrantes en tu fondo de jubilación.

Paga primero las deudas de alto interés

La Propuesta 2 obliga al gobierno a pagar las deudas estatales existentes a un ritmo más rápido antes de gastar los ingresos actuales en nuevos programas. Esto supondrá un ahorro de intereses a largo plazo para el estado.

Del mismo modo, no caigas en la falsa sensación de seguridad de tener un montón de dinero en efectivo en tu cuenta de ahorros cuando tienes una deuda de alto interés. La simple matemática sugiere que es mejor pagar la deuda de tu tarjeta de crédito, que probablemente te cueste entre un 15 y un 20% de intereses cada año, que tirar tu dinero duramente ganado en una cuenta de ahorros con un tipo de interés que es una fracción de la inflación.

pagar la deuda

Por supuesto, primero debes crear un pequeño fondo de emergencia para sobrevivir durante dos o tres meses. Después, empieza a pagar las deudas como si estuvieran de moda. Haz los pagos mínimos de todas las deudas y paga todo lo que puedas de tu préstamo con mayor interés.

Conclusión

Todavía no sabemos si las propuestas 1 y 2 serán tan eficaces como esperan los legisladores. Se basan en principios de sentido común y gozan de un amplio apoyo. Sin embargo, como ocurre con la física cuántica, el sentido común no siempre funciona cuando se aplica a la macroeconomía. El tiempo lo dirá.

Pero en lo que respecta a las finanzas personales, todos podemos beneficiarnos de los sólidos principios en los que se basan las proposiciones 1 y 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *